MÓSTOLES NATURALEZA

HISTORIA DEL RELOJ DE MÓSTOLES

NOTICIAS SOBRE EL ANTIGUO RELOJ DE MÓSTOLES

Me gustaría que no solamente la verdad del reloj de Móstoles conste en Internet, sino que las autoridades se enteren de ella.
Durante el periodo del Alcalde, José Baigorri, se me concedió una placa de Móstoles. Entregada por él, en presencia de la alcaldesa del PP Pilar Martínez y de 5 investigadores de la universidad y a Baigorri no se le ocurrió ponérsela él.
No dudo que los que constan en el reloj no pusieran su granito de arena. Pero falta alguien.

En 1974 se derriba el edificio del ayuntamiento y según parece el reloj se tiro desde su emplazamiento, cerca del tejado, a la calle. Después de recorrer diferentes almacenes, termina por ir a parar a las dependencias municipales del Soto, sirviendo de apoyo para los trabajadores, que comían sobre él.
En el año 1997 con ocasión de una visita de José Martín Roldán a las dependencias municipales del Soto, siendo miembro de la Comisión Especial para el Seguimiento de la Recuperación y Rehabilitación de los vestigios Arqueológicos Histórico-artísticos de Móstoles, se dio cuenta de lo importe que era aquel reloj abandonado, ya que a parte de su historia son piezas únicas, comunicándoselo al concejal de Patrimonio Manuel Corpa.
Faltaba la campana pero José Martín logro averiguar que se encontraba en las dependencias municipales de la calle Empecinado.

Personado en dichas dependencias comprobó que así era y se hallaba en perfectas condiciones en una planta alta, donde se llegaba en ascensor.
El concejal de Patrimonio Manuel Corpa que cumplió con su obligación de velar por lo que tenia encomendado. Encargó la restauración al Grupo Profesional de Relojeros de la Comunidad de Madrid. Quienes de forma altruista restauraron el reloj, pieza de la relojería pública de la Comunidad de Madrid.
El viejo reloj arruinado y casi destruido volvió a marcar las horas, tras el ingente trabajo de restauración. Unas 800 horas llevó la recuperación de su funcionalidad

    Figuraban en este grupo:    
Juan José Ontalva ---------------------- maestro relojero
Pedro Izquierdo ------------------------ relojero
César Pérez de la Manga --------------- relojero
Ricardo Pérez de la Manga ------------- relojero
Antonio Pardo -------------------------- relojero
Zacarías Castillo ------------------------ relojero
Santiago Manso ------------------------- relojero
Antonio Sandoval ----------------------- relojero
Santos González ------------------------ relojero
Ricardo de la calle ---------------------- relojero
Pedro Portellano ------------------------ restaurador de relojes
Retrocediendo en la historia: En un pleno de la corporación de Móstoles de 1927, se acordó destinar 4.000 pesetas para la reparación del reloj y también instalar una campana con la inscripción de la fecha de 1927. Si se manda reparar el reloj es que ya estaba en servicio, probablemente desde 1902 cuando se inauguro el ayuntamiento
El Reloj tiene una esfera testigo y placa del fabricante en la que consta como autor Mateo Marot sucesor de A. Canseco. Es un modelo horizontal de dos trenes, con sonería de horas y medias horas. El tren de movimiento es un tambor motriz sobre el cual esta situado el mantenedor de potencia, que permite que el reloj funcione durante la subida de las pesas.
VÍDEO DEL RELOJ            
El escape es de Lepaute o de clavijas. La regulación de la cadencia de los toques se hace con mecanismo de venteroles con dispositivo de carraca deslizante. Los ejes giran en casquillos o cojinetes de bronce, que pueden desmontarse independientemente.
Los toques de las horas se efectúan sobre la campana fechada en 1927 en Barcelona por Pedro Dencausse, según una placa de la misma.
Todas las piezas estaban sucias y oxidadas, aquello parecía irrecuperable con aspecto de chatarra y como consecuencia de haber sido tirado desde las alturas, algunas piezas estaban dobladas, incluso se había roto una barra de la bancada.
Era tal el estado de oxidación de todo el conjunto que al eje del tambor de la sonería se le había fusionado la manivela con el oxido, teniendo que ser separada con ingente trabajo.
Llevado el reloj a Madrid se sumergieron sus piezas en una solución de sosa cáustica concentrada, para ablandar el oxido y suciedad. Las piezas se lijaron cuidadosamente y se cubrieron de barniz especial. Algunas piezas quedaron sin arreglar como testigos del anterior estado.
Igualmente la esfera testigo estaba en muy malas condiciones y con las agujas corroídas por el oxido, como la placa del fabricante. Debiendo ser ambas restauradas adecuadamente.

Con objeto de conservar el original al máximo, hasta los tornillos han sido recuperados con gran trabajo de limpieza.
El péndulo y su suspensión es nuevo por haber desaparecido el original, pero se han construido siguiendo diseños de la época de Marot y de Canseco.
También los venteroles de regulación de la cadencia de las campanadas que estaban irrecuperables se han hecho nuevos, de chapa de latón.
Finalmente en el mes de diciembre de 1997 ha sido posible colocarlo en la estructura realizada al efecto por el Gremio de Artesanos de Móstoles.
Con esta estructura el reloj y la campana se han ubicado en el vestíbulo del Centro Cultural Villa de Móstoles. Donde debidamente protegido por estructura de hierro y cristal esta funcionando cara al público.
Me pregunto ¿Por qué el verdadero artífice del impulso de la recuperación del reloj no consta en ninguna parte? Él se dio cuenta del valor de aquella pieza que estábamos perdiendo y no cejo hasta conseguir que alguien con el poder suficiente se implicara en su recuperación.