Animación de imágenes

El empleo de la animación de imágenes a lo largo de la historia como forma de entretenimiento ha sido incesante, empezando con el empleo de sombras hechas con las manos y continuando con diversos instrumentos, que se fueron haciendo más complejos a lo largo del tiempo, Sombras Chinescas, Zootropo (William Horner, 1834), traumatropo (Jhon Ayton París, 1827), el Chromatrope (época Victoriana), Fenakistiscopio (Joseph Plateau, 1832), Linterna Mágica, Praxinoscopio, etc., estos y otros muchos fueron los aparatos ideados para tal fin.
ANIMACIÓN CON MANOS
 

ZOOTROPO

ZOOTROPO
Es el Zootropo de William George Horner, llamado también “rueda de vida”, conocido desde 1834 sirvió de gran entretenimiento en el siglo XIX. Es un destacado precursor de la animación de imágenes, cuya popularidad aun persiste. Se basa en una secuencia, de imágenes de un dibujo, formando una cadena sin fin, colocadas en el interior de una caja cilíndrica, que al rotar, las vemos a través de ventanillas practicadas al efecto, con una sensación de movimiento, siendo participe de este resultado, la facultad de nuestra visión denominada “persistencia de la imagen”.
 

CHROMATROPE

El Chromatrope, empleado en proyecciones acoplado a la linterna mágica, esta constituido por dos cristales circulares pintados en transparencia, colocados muy próximos y paralelos, en una caja de madera plana y que giran en sentido contrario por medio de un sistema mecánico accionado por una manivela. En uno de los sistemas el movimiento se consigue a través de una polea doble.
El otro sistema es por medio de coronas y piñones dentados.
 

FENAKISTISCOPIO

El Fenakistiscopio, más sencillo, en el cual, una varilla con empuñadura de madera, que tiene un pequeño eje en su extremo opuesto, para colocar un disco, que en su periferia tiene una serie de diez o doce ventanillas equidistantes que sirven para ver a través de ellas, en un espejo, una serie de dibujos adecuados para dar sensación de movimiento, cuando rotamos el disco.

TAUMATROPO

El Taumatropo, fácil de confeccionar es un simple disco de cartón con dibujos diferentes en cada cara, que al hacerlo rotar por su eje de hilo, parece fusionar ambas imágenes.